Mujeres 2015

Paloma

paloma 01Tengo 29 años, he sido modelo de desnudo artístico durante casi 10 años y gracias a esta profesión he podido hacer realidad gran parte de mis sueños, pero igualmente he tenido que enfrentarme a situaciones muy complejas y molestas.

Se me hace importante comenzar mencionando que yo hice todos mis estudios escolares en un reconocido colegio bilingüe de Bogotá y al graduarme dominaba el inglés perfectamente y me defendía bastante con el francés, pero yo tenía 17 años y no tenía claro qué carrera estudiar. 

Siempre se me han facilitado los idiomas por lo que decidí estudiar francés y alemán para darme tiempo de pensar con calma y elegir la carrera que me sedujera más. 

Tenemos una tía que vive en Paris entonces mi papá, recién cumplí los 18, me propuso que me fuera un año a vivir con ella para perfeccionar mi francés y sin dudarlo acepté. 

Soy la mayor de cuatro hermanas, las tres menores son trillizas y es más que obvio que al llegar tres hijos de sopetón a una familia la situación económica se dificulta, sin embargo mi papá siempre fue un profesional independiente muy trabajador, le iba bien y, con la gran ayuda de mí mamá, que además de ser la más amorosa esposa y madre, también demostró ser muy buena vendedora y administradora, lo que permitió que ellos trabajando juntos pudieran sacar adelante a nuestra familia con gran esfuerzo pero sin que nunca nos faltara nada y además lograron que tuviéramos una infancia y una adolescencia muy feliz. 

paloma 02Yo era muy consciente del esfuerzo que hacían mis papás financiándome ese viaje, sabía que tenía que aprovecharlo al máximo estudiando y por esta razón, al poco tiempo de llegar a París, me inscribí en un instituto y empecé a estudiar el idioma; tres meses después tuve la fortuna de trabajar en el restaurante de unos amigos de mi tía; empecé como aseadora y, aunque mi trabajo no era el más agradable y que la paga no era buena, era perfecto porque los dueños me ayudaron con los horarios y así fue que pude trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Al principio me hacía mucha falta mi familia, mis amigos y mi vida en Colombia, entonces yo procuraba mantenerme ocupada para no pensar en eso y no sentirme tan sola ni tan desubicada.

Estudiar y trabajar me ayudó a conocer gente, hice amigos y eso me sirvió muchísimo a adaptarme a la vida parisina y a que empezara a sentirme contenta. 

Mi situación cambió favorablemente gracias a que una chica del restaurante se retiró y yo logré que me dieran la oportunidad de ocupar su puesto como mesera y ese cambio fue muy bueno porque la paga era mejor y además ganaba propinas, de tal manera que no solo pude sufragar mis gastos sin pedirle plata a mí papá sino que también me alcanzaba para ahorrar y de esa forma pude comenzar a viajar de mochilera y conocer parte de Europa.

paloma 03En un viaje que hice a Roma con una amiga romana, ella me presentó a Carlo, el fotógrafo con el que hice mi primer trabajo como modelo de desnudo; acepté hacerlo más por la experiencia que por el dinero sin que eso significara que la paga se me hiciera despreciable. 

A nosotras nos criaron dentro del catolicismo, nos inculcaron el respeto y el amor a Dios e íbamos a misa al menos una vez al mes, o sea que mis hermanas y yo somos creyentes sin llegar a ser rezanderas. 

Mi papá y mi mamá siempre fueron personas de mente abierta y nos dieron una crianza sin tabús y sin ninguna clase de tapujos, de tal manera que siempre pudimos hablar con ellos abiertamente de sexo al igual que de nuestra sexualidad y, si a eso le sumamos que en nuestra casa solamente había dos baños para los seis, todo esto contribuyó a que las cuatro creciéramos sin ponerle misterio a la desnudez.

paloma 04El día de las fotos era la primera vez que yo me dejaba ver desnuda por un hombre diferente a mí papá porque yo era virgen, sin embargo me sentí muy cómoda posando para las fotos; Carlo fue muy amable y respetuoso y sin duda eso contribuyó a que me gustara mucho la experiencia al igual que el resultado y también me sentí feliz de ganarme un dinero extra. 

Con algo de temor les conté esta experiencia a mis papás, les envié parte de las fotos y me alegró que lo tomaron bien y que no hicieran mayores comentarios al respecto. 

Seguí hablándome con Carlo, él me llamaba al menos una o dos veces por semana y empecé a tomarle mucho cariño porque era y sigue siendo un ser maravilloso; unos meses después Carlo me comentó que un colega amigo suyo había visto mis fotos y que estaba interesado en hacer una sesión conmigo.

Hablé con el fotógrafo y me ofreció lo mismo que me había pagado Carlo y acepté porque moría de ganas por volver a Roma y la plata que me ganaría me ayudaría a financiar el viaje. Nuevamente me fue muy bien jugando a ser modelo y comencé a preguntarme si habría la posibilidad de dedicarme al modelaje para sostenerme… 

paloma 05Yo ya me había dado cuenta que los idiomas eran lo mío, me faltaba poco para terminar el último nivel de Francés y no quería devolverme a Colombia porque tenía ganas de irme a vivir a Italia para estudiar Italiano, pero era algo que veía muy difícil… Mudarme a otra ciudad me cambiaba por completo mi situación; yo tenía un trabajo estable en París y vivía con mi tía que no me cobraba nada y obviamente no tendría esas ventajas en ninguna parte, entonces veía muy difícil irme a otra ciudad y conseguir un trabajo en el que me pagaran lo suficiente para vivir y que además me dieran un horario que me permitiera estudiar… 

Inicialmente habíamos acordado con mi papá y con mi tía que estaría en París un año y el tiempo se me estaba acabando y, si yo no encontraba qué hacer para sostenerme por mi cuenta en Italia para seguir estudiando, me tocaría regresar a Colombia.

Le pregunté a Carlo qué tan viable era que yo pudiera sobrevivir en Roma trabajando como modelo de desnudos y me dijo que mi apariencia y mi forma tan natural de posar me daban bastantes posibilidades; hablamos varias veces de eso y siempre me decía que, si otras muchachas menos agraciadas lo hacían ¿Por qué no iba a poder hacerlo yo? Me animó a intentarlo advirtiéndome que el trabajo no me llovería del cielo, que yo debía golpear en muchas puertas y ofreció darme un listado que incluía los nombres y correos de todos los fotógrafos que él conocía. Me aconsejó crear perfiles en todas las redes sociales para mostrar mis fotos y ofrecer mis servicios de modelo para desnudos. 

Yo sabía que, antes de dar un paso definitivo y mudarme a otra ciudad, debía probar suerte y, dependiendo de lo que pasara, podría ver si realmente tenía posibilidades de sostenerme trabajando como modelo; yo no podía darme el lujo de retirarme del restaurante y perder mis ingresos entonces estaría limitada a solamente trabajar con fotógrafos que vivieran en París y en poblaciones cercanas. 

paloma 06Comencé con lo de las redes sociales y enviando correos a los fotógrafos del listado que Carlo me dio, después les escribí a todos los fotógrafos y academias de fotografía que encontraba en internet. Casi muero de la dicha cuando comencé a recibir respuestas, pero no podía concretar nada porque la mayoría de sesiones que me ofrecían eran en otras ciudades y yo no alcanzaba a ir y volver a menos que faltara a clases o al restaurante y por nada del mundo haría eso; a duras penas pude trabajar en tres sesiones pero los fotógrafos me dijeron que me hacía falta ser más expresiva ante a la cámara, por lo que, apenas culminé mis estudios de francés, decidí tomar cursos de expresión facial y corporal que me ayudaron mucho para ser más suelta y creativa con las poses, pero tuve que invertir en eso todos mis ahorros.

A mis padres no les agradó la idea de que me quedara en Europa y mucho menos que me sostuviera desnudándome, no tanto porque ellos lo vieran mal sino que la familia, sobre todo la de mí mama, vieron mis publicaciones, se escandalizaron y me criticaron duramente, lo que hizo que mi papá tratara de convencerme de regresar a Colombia y que ofreciera pagarme la carrera que yo quisiera pero en Bogotá… Eso me dolió muchísimo porque sentí que mi papá estaba de acuerdo con lo que decían mis tíos y no quise volver a hablar con el durante un tiempo. 

paloma 07Me siguieron resultando trabajos, claro que muchísimo menos de los que yo esperaba, sin embargo continué muy animada porque cada sesión que hacía me abría nuevas puertas y me daba experiencia; fui conociendo más gente del medio y cada vez me escribían más fotógrafos, incluso me contactaban de diferentes partes Europa pero me hacían ofertas que siempre tuve que rechazar por no poder viajar a causa de mi trabajo, entonces mi tía empezó a decirme insistentemente que dejara mi empleo del restaurante para que me pudiera dedicar de lleno al modelaje.

Me convenció y renuncié al restaurante, pero a los pocos días me estrellé con que empezaron a cerrarme varios de los perfiles que había creado en las diferentes redes sociales por publicar desnudos… Pero ¿Por qué todos al mismo tiempo? Sin lugar a dudas alguien me estaba persiguiendo y denunciando y no pude evitar pensar que podía ser alguien de mi familia.

Volví a crear nuevos perfiles con fotos a las que les cubría mis partes íntimas con una flor, pero siguieron reportándome y eso se me convirtió en una pesadilla entonces me tocó crear mi propia página web en un servidor gratuito, de tal manera que en las redes sociales solamente publicaba lo que no me trajera problemas y ponía vínculos invitando a ver mis fotos en mi página.

Las cosas no estaban resultando como yo esperaba y me desanimé todavía más cuando empecé a darme cuenta que no me servía de nada que me llegaran tantos correos porque eran pocos los trabajos que realmente se concretaban y, además, los costos de viajar para trabajar en otros sitios me dejaban sin casi ganancias.

La presión de mi familia y que las cosas no salieran tan rápido ni de la manera como yo necesitaba me hacían sentir acorralada porque todo apuntaba a que tendría que regresar a Bogotá con el rabo entre las piernas… 

paloma 08Mi tía y Carlo siguieron dándome mucho ánimo y ambos me dieron un apoyo enorme para que siguiera persistiendo con mi idea… Mi tía, oponiéndose a mis papás, no paraba de insistirme que me quedara y me decía que yo tenía que aprovechar que ya tenía mi trasero en Europa y que, si me devolvía a Colombia, me arrepentiría toda la vida porque después me sería casi que imposible regresar; cada vez que hablábamos de eso me repetía que yo podía seguir viviendo con ella el tiempo que necesitara sin pagarle nada. 

Carlo continuó relacionándome con más colegas suyos, me enseñó a manejar mi imagen y a mostrarme como modelo profesional de desnudo artístico, de tal manera que logré empezar a negociar mejor mis tarifas y a cobrar los costos de viajar por aparte; poco a poco fui logrando conseguir más trabajos, mejor remunerados y más constantes.

Las cosas mejoraban pero con una lentitud desesperante, lo que me obligó a permanecer en casa de mi tía algo más de un año.

Mi tía diariamente me decía “el que persevera alcanza” y tenía toda la razón porque logré llegar al punto en que, durante dos meses consecutivos, me gané lo que yo creía que era suficiente para vivir por mi cuenta y eso me animó a tomar la decisión de irme a vivir a Italia. 

Finalmente no me fui a Roma sino que decidí establecerme en Milán porque allí había hecho buenos contactos que me daban mayores posibilidades de trabajo y la ubicación geográfica de esta ciudad me facilitaba desplazarme a diferentes puntos de Europa.

paloma 09A pesar de lo difícil que fue estudiar, buscar clientes y trabajar ¡Todo al mismo tiempo! Y que tuve  épocas durísimas en que difícilmente alcanzaba a pagar la renta y no me quedaba casi plata para transportes y mucho menos para mercar, me sentía feliz y orgullosa de mí misma. 

Muchas veces me tocó rechazar trabajos por evitar faltar a mis clases de italiano e igualmente me tocaba aguantar las ganas de salir a tomarme unos vinos con mis amigos porque yo tenía claro que estaba ahí para estudiar y no podía darme el lujo de gastar en nada que no fuera estrictamente necesario… Me sentía bien, sin embargo tengo que reconocer que había momentos en que me sentía ahogada, me sentía muy sola y en varias ocasiones sentí ganas de mandar todo a la mierda y devolverme a Colombia.

Al hablar de soledad no me refiero a que no tuviera con quién salir o charlar… No era eso… Yo conocía bastante gente pero me sentía sola por no tener a alguien especial con quién compartir todos mis momentos; alguien que me abrazara, que me dijera cosas lindas y con quién pudiera desbocar todas mis pasiones… Necesitaba a alguien que me amara y a quien yo pudiera amar.

Es que en esto de mis relaciones amorosas había surgido un problema que yo no me esperaba: Varios de los hombres que conocía, al igual que mucha gente, pensaban que, por ser modelo de desnudos, yo era una zorra y que me la pasaba de cama en cama… Bueno, ¿Por qué extrañarme? Eso mismo era lo que pensaba parte de mí familia. 

Era relativamente frecuente que parte de los hombres que recién me conocían, al saber que yo era modelo de desnudos, me proponían tener sexo descaradamente como si ese fuera mi pan de cada día; eso me molestaba, pero en cambio me lastimaba mucho cuando conocía a alguien agradable y al que yo parecía gustarle, pero perdía el interés por mí cuando yo le decía a qué me dedicaba… 

Me enervaba que alguna gente asociara el desnudo con algo inmoral y que de una forma u otra me discriminaran, sin embargo yo ya estaba entendiendo que eso hacía parte de esos juegos doblemoralistas que se ven en todo el mundo y que son simplemente situaciones que uno tiene que aprender a soportar y a manejar sin amargarse la vida.

Al principio me inquietaba que me llegaran correos o que aparecieran comentarios en mi Facebook de gente rezandera que me tildaba de pecadora e incluso me insultaban… Y ni hablar de las vulgaridades y propuestas que algunos desadaptados me escribían… Pero ¿Para qué amargarme? Finalmente aprendí a no darle importancia a esas pendejadas, sin embargo me hacía hervir la sangre que algunos de mis tíos y parte de primos a veces me escribían mensajes religiosos o dándome consejos como si yo estuviera trabajando de prostituta. ¡Estúpidos! 

paloma 10Lo más irónico de todo eso era que yo seguía siendo virgen y no es que yo tuviera ese propósito sino que, hasta que cumplí los 25, fue que pude conocer al primer hombre que me enamorara… 

Para muchos eso puede parecer absurdo pero, desde que era adolescente y empecé a sentir curiosidad y todas esas cosas que sentimos las mujeres por los hombres, tuve claro que no podía acostarme con alguien que no amara. No es que yo lo viera mal, es que desde siempre fui y sigo siendo una enamorada del amor y no me cabe en la cabeza que pueda permitirle a alguien entrar en mi cuerpo sin que primero haya entrado en mi corazón.

No me da vergüenza confesar que siempre tuve y sigo teniendo muchísimas fantasías, algunas tan morbosas que podrían sonrojar a las chicas más desaplicadas… Así es… Y no me avergüenza decir que yo, al igual que muchas mujeres mentalmente saludables, tengo pensamientos socios y que también me masturbo… Menciono todo esto porque quiero dejar en claro que yo no soy de palo, que también me gusta y me dan ganas de tener sexo pero solo me motivo a hacerlo cuando estoy enamorada.

Siempre estuve abierta a experimentar pero llegaba hasta cierto punto porque, con cada relación que fui teniendo, percibía que el placer desprovisto de sentimiento me hacía sentir vacía; nunca he podido ni he querido dejar de asociar el sexo con el amor ni el amor con sexo y desde siempre me ha ocurrido que sin lo uno no me dan ganas de lo otro.

Siendo virgen tuve varios novios y con más de uno estuve bastante cerca de dar el paso, pero a mis enamorados se les acababa el romanticismo en la recta final o me ponían los cachos y se tiraban todo. 

Respeto a quienes tienen una vida sexual desenfrenada e igualmente respeto a quienes prefieren ser ultra conservadores, pero no acepto que los unos o los otros critiquen o intenten imponerle a los demás la forma en que cada cual maneja su vida íntima.

Se me hace repugnante que tantas personas, incluso muchos europeos y más aún los norteamericanos, sean tan obtusos y que vean el desnudo de una forma tan morbosa y tan distorsionada. ¿No dicen que Europa es la cuna de la cultura? ¿No dicen que Estados Unidos es la Meca de la libertad de expresión?

Creo que, en ese sentido, los gringos son los más doblemoralistas porque se dan el lujo de imponerle censura a todo como si ellos fueran los más castos del planeta, pero a la voz de plata están dispuestos a hacer toda clase de atropellos y porquerías ¿De dónde son o donde están las más grandes y poderosas productoras de pornografía? ¿Quiénes son los mayores consumidores de drogas en el mundo?

No me importa lo que hagan ni piensen los demás, mi realidad es que amo el desnudo; siento que el desnudo es libertad y lo veo y lo siento como la más bella manifestación artística del ser humano; admiro a quienes, al igual que yo, han hecho del desnudo su profesión y también admiro a las personas, especialmente a hombres y mujeres del común, que se atreven a vivir cualquier tipo de experiencia desnudista y más aún admiro a quienes se atreven a compartirla ya sea mostrando sus pinturas, sus fotos o videos porque de esa forma le damos alas a quienes la censura doblemoralista se las ha cortado.  

paloma 11Al momento de escribir estas líneas estoy a un mes de cumplir los 30 y me siento agradecida y bendecida por todo lo que he logrado gracias a mi trabajo como modelo de desnudos. 

Actualmente vivo en Alemania, en Berlín, y ya no trabajo casi como modelo porque me estoy dedicando principalmente a trabajar haciendo traducciones y dictando clases privadas de Francés, Italiano, Alemán y Español. Sigo estudiando y luchando por mis sueños, solamente me falta año y medio para certificarme como traductora, y cada día me siento más orgullosa de mí misma porque superé muchísimos obstáculos y he logrado conquistar todas las metas que me he propuesto. 

He tenido la dicha de estar enamorada y he podido vivir los momentos más bellos de mi vida con algunos hombres maravillosos, sin embargo no he podido encontrar al príncipe azul que busque lo mismo que yo y que quiera quedarse conmigo por el resto de nuestras vidas… Pero yo sé que está ahí, en algún lugar y sé que, cuando menos lo espere, aparecerá. 

Bueno, ya no tengo nada más para contar pero espero que este breve resumen de mi vida le sirva a alguien para ver que a veces la solución es hacer las cosas de una manera diferente a como las hace todo el mundo porque lo importante es no quedarse quieto; lo importante es hacer lo que se tenga que hacer para seguir luchando por los sueños y no darse permiso de sentirse derrotado.

Para despedirme quiero darle las gracias a Diego Förster por convencerme de escribir estas palabras; también quiero agradecerle por contribuir con su trabajo a la profesionalización del modelaje de desnudo artístico y darle a nuestra profesión y a los modelos la importancia y el respeto que nos merecemos.

Gracias por brindarme tú amistad y por darme la oportunidad de hacer parte de tú página que es un espacio maravilloso. 

Dios te bendiga amigo. 

 

 

- Ana María

relatos 01A mi esposo y a mí nos gusta mucho el arte y tenemos en nuestra casa solamente cuadros originales porque odiamos las reproducciones; no es que seamos ricos sino que preferimos tener pinturas de artistas desconocidos en vez de réplicas de obras de famosos.

Desde hacía mucho tiempo teníamos ganas de poner en nuestra alcoba, sobre la cabecera de la cama,  un cuadro grande de un desnudo, pero no encontrábamos ninguno que nos gustara o que tuviera el tamaño que queríamos.

A mi esposo le gusta tomarme fotos y ha logrado hacerme unos desnudos muy bonitos, entonces se le ocurrió la idea de tomarme nuevas fotos y ver si lograba alguna que nos sirviera para hacer el cuadro que queríamos; hicimos varias sesiones, nos divertimos mucho y salieron algunas fotos muy bonitas  pero ninguna fue lo suficientemente buena como para ponerla ampliada en nuestro  cuarto…

Mi esposo no es persona que se deje derrotar fácilmente entonces comenzó a investigar en Internetrelatos 01a cómo hacer mejores fotos de desnudo entonces encontró la página del Señor Förster y ahí fue cuando resolvimos que era mejor que un profesional como el Señor Förster nos hiciera la foto que queríamos.
Para nosotros fue una experiencia genial porque, además de que pudimos hacer el cuadro mucho mejor de lo que estábamos pensando, mi esposo tuvo la oportunidad de aprender cómo tomarme mejores fotos.


- María Angélica

relatos 02El 2008 fue un año muy complicado para mí por varias razones, especialmente porque descubrí que mi esposo me era infiel y mi hija menor, de 19 años y soltera, resultó embarazada.     
Yo ya venía deprimida porque justo ese año cumpliría 50 años y sentía que se me venía encima la vejez, entonces la suma de estas dos situaciones fue devastadora para mí siquis porque me sentía culpable de todo lo que estaba pasando y además me sentía vieja y fea.

Creo que la infidelidad es el peor pecado de todos porque no solo es la traición más dolorosa que un ser humano pueda sentir sino que también es como asesinarlo a uno… Por más que lo intenté no pude perdonar a mí marido y finalmente tomé la decisión de divorciarme, pero me deprimí de una forma tan horrible que me tocó buscar ayuda sicológica.
Me tomó dos años entender que en la vida pasan cosas que uno no puede evitar y que no se trata de encontrar culpables sino que más bien uno debe enfrentar esta clase de problemas con amor y valentía, especialmente con mucho amor hacia uno mismo.
El novio de mi hija, el padre de mi nieto, intentó por todos los medios de convencerla de que se casaran y todas las razonesrelatos 02a que ella tuvo para no hacerlo contribuyeron muchísimo para que me diera cuenta que yo no tenía por qué depender de nadie y menos de un marido para ser feliz... Se mi hizo increíble que mi hija, la que yo suponía que era tan inmadura y que supuestamente era la que más necesitaba de mí protección, fue la que terminó enseñándome que todas las edades son hermosas y que yo era una mujer que todavía tenía mucho qué vivir.
Me costó mucho trabajo hacerme a la idea de que era abuela pero yo no quería ser una abuelita fea y aburrida entonces me animé a ir al gimnasio para “reencaucharme” y después me hice algunas cirugías estéticas, no porque quisiera recuperar mi juventud y ponerme a conquistar hombres ¡No! Simplemente quería verme bien.

Ahora más que nunca es cuando puedo decir que sí es cierto el dicho que dice: “no hay mal que por bien no venga”relatos 03 porque mi divorcio y la llegada de mi nieto fueron los me dieron la oportunidad de darle a mi vida un nuevo rumbo y hoy en día me siento más segura de mí misma y mucho más feliz que antes… Me siento que estoy viviendo una de las mejores etapas de mí vida, tanto en lo físico como en lo emocional, y por eso fue que me dieron ganas de tomarme unas fotografías de desnudo, en parte porque quería unas fotos diferentes a todas las que me había tomado en mi vida y así tener un recuerdo muy especial de esta etapa de mi vida; la otra razón por la que me decidí hacerme fotos de desnudo artístico fue porque también quiero que, cuando mis nietos crezcan, porque espero tener varios, vean que yo también fui joven y bonita.

 

- Tatiana G.

relatos 04Hace dos años mi esposo cambió de trabajo y comenzó a viajar mucho. Nunca he desconfiado de él pero, con tanta viajadera, empecé a sentir que se nos enfriaba la relación y confieso que me comenzó a dar miedo que esa situación diera pie a que a él le dieran ganas de aventurar…

Buscando la manera de cómo mantener la llama encendida y tratando de hacer algo que lo hiciera pensar en mí en sus viajes, un día se me ocurrió ponerle en su maleta un conjunto de mi ropa interior que más le gustaba a él e incluí una notita breve pero bastante provocadora; el efecto que esta idea tuvo fue mucho mejor de lo que yo esperaba y eso me animó a seguir haciendo cosas de ese estilo, incluso un día se me ocurrió tomarme unas fotos muy sugestivas con mi celular y se las envié por WhatsApp.

Él también entró en el mismo juego y comenzó a mandarme fotos y a dejarme por toda la casa notas muy calientes,relatos 04a unas veces dentro de la nevera, otras veces escondidas entre mis cosas o pegadas al timón del carro… Nuestro juego no solo sirvió para que se me espantaran mis temores sino lo mejor fue que nuestra relación dio un giro de 180°, de tal manera que nuestra vida íntima comenzó a ser mucho más intensa y bastante más placentera que antes.

Empecé a darme que cuenta que las fotos eran muy afrodisíacas para mi marido entonces comencé a tratar de tomarme fotos más novedosas y preparadas… Pero llegó el momento en que no sabía qué más hacer para lograr mejores fotos o al menos diferentes porque es muy difícil que uno mismo, con un celular o una cámara casera,relatos 05 logre tomarse buenas fotos, entonces ahí fue que se me ocurrió buscar a un fotógrafo especializado para hacerme unas fotografías profesionales.

Mis nuevas fotografías quedaron espectaculares y no solo me sirvieron muchísimo para fortalecer mi relación sino que también fortalecieron mi ego porque me dieron una visión de mí misma que nunca imaginé que yo pudiera proyectar… Creo que tomarme estas fotos ha sido de lo mejor que he hecho en mi vida porque me siento mucho más segura de mí misma y muy a gusto con mí apariencia.