Cómo prepararte para posar...

Fotografías de desnudo

Frecuentemente me llaman clientes y me dicen que quieren unas fotografías de desnudo al estilo de la revista Soho; también me han dicho que quieren fotos en las que estén galopando en un caballo en medio de un desierto o manejando una moto Harley Davidson o que se vean como sirenas en una playa y cosas de este estilo…

Poseo la experiencia y los equipos que se requieren para hacer fotografías con calidad de revista, sin embargo es importante tener en cuenta que las revistas no tienen inconveniente en invertir grandes sumas de dinero a sus producciones fotográficas, puesto que precisamente la creatividad y calidad de las fotografías es lo que les permite vender ejemplares, por lo tanto es lógico que alquilen locaciones, que viajen a lugares paradisíacos, que contraten vestuaristas y gente experta en conseguir todo lo que se necesite para recrear una ambientación.      

La mayoría de la gente cree que digitalmente se puede hacer todo lo que uno quiera y esto es falso porque, si bien es cierto que con el Photoshop se pueden hacer maravillas, también es cierto que hay limitantes y de todas formas los montajes digitales de calidad son costosos… Es que si hacer montajes fuera tan fácil ¿Porque las revistas, productores y fotógrafos seguimos alquilando locaciones o viajando a sitios o haciendo escenarios en estudio para hacer fotografías? 


No se puede negar que en muchos casos el escenario ayuda a que la fotografía sea más impactante, pero tampoco se puede negar que muchas veces vemos libros y revistas que presentan fotografías de desnudo bellísimas tomadas con simples fondos blancos, negros o unicolores o con ambientaciones muy sencillas.   

Cuando una persona del común decide realizarse unas fotografías de desnudo, lo aconsejable es que planee su proyecto siguiendo los mismos pasos que se hacen en las producciones comerciales pero ajustando sus ideas a su realidad y presupuesto.

 

Pasos de una buena planeación

 

1. Definir claramente el concepto fotográfico


Para explicar de manera muy sencilla lo que es “Concepto Fotográfico”, podemos decir que es la o las sensaciones que se pretenden trasmitir mediante una imagen fotográfica… Al pensar en protagonizar una foto de desnudo, ¿Qué te gustaría trasmitir…? ¿Sensualidad? ¿Ternura? ¿Candidez? ¿Insinuación? ¿Erotismo? ¿Irreverencia? ¿Lujuria? ¿Dominación o sumisión…? Cualquier idea que se tenga es perfectamente válida y puede ser genial desarrollarla, lo importante es que se tenga definido lo que se quiere expresar puesto que el concepto es lo que permite determinar la actitud y poses que el o la modelo debe asumir para las fotos; de manera que basándose en el concepto el fotógrafo podrá determinar la técnica e iluminación con que deberá trabajar.

 


2. Producción y preproducción


Consiste en establecer qué se necesita y conseguir todos los elementos que harán parte de una fotografía, por lo tanto es lo que puede encarecer o abaratar un proyecto.
Una buena producción no tiene porqué ser costosa puesto que pequeños detalles pueden enmarcar una época, un estilo, una moda o hasta un status… ¿Las fotos se tomarán en estudio o en una locación? ¿Qué tan fácil puede ser conseguir determinada locación y qué costo tiene? ¿Se requiere algo de vestuario o accesorios? ¿Maquillaje? ¿Se necesita una silla, una butaca, un sofá o una cama? ¿Se quiere ambientar con velos o con una mesa, con un jarrón, con flores, con adornos modernos o antiguos?
Incluir en una fotografía demasiados elementos no solo puede demandar mayor esfuerzo o aumentar el costo de la producción sino que las cosas le quitan protagonismo al modelo y hasta pueden saturar.

 

3. Preparación de la apariencia personal


Cabello:
Las personas que se tinturan deben asegurarse de no tener raíces al momento de las fotos.
NO es buena idea cortarse el cabello o cambiar de look a la víspera de una sesión de fotografías puesto que el pelo recién cortado es muy rebelde y no se deja manejar bien.

Piel:
Bronceado: Personalmente considero igualmente hermosa una piel muy blanca como una tostada, sin embargo hay clientes que no les gusta verse “pálidas” o con marcas de bronceado,  por lo que en estos casos recomiendo que hagan algunas sesiones de cámara de bronceado, pero es necesario tener en cuenta que hay que hacerlo con la debida anticipación para obtener el efecto deseado.
La otra alternativa es que se apliquen cremas autobronceadoras pero hacerlo con cuidado o con ayuda de alguien que sepa hacerlo para evitar manchar su piel.


Hidratación: Recomiendo que OCHO días antes de las fotos la persona aumente su consumo habitual de agua y que evite al máximo comer grasas; esto ayudará muchísimo a que la piel luzca más tersa en las fotos.


Aceite o crema: Es buena idea llevar aceite de almendras o aceite de bebés para aplicarlo en todo el cuerpo (excepto en la cara) minutos antes de iniciar la sesión.
En un viaje que hice a Panamá tuve la fortuna de encontrar por casualidad unas cremas nacaradas espectaculares, una era de la marca Elizabeth Arden y otra de Victoria Secret, ¡Geniales para hacer fotografías de desnudo!

Abdomen:

 

Al planear una sesión de fotografía, especialmente de desnudo, las mujeres deben tener en cuenta la fecha en que les llega el período y no olvidar que hay algunas chicas que el vientre se les inflama a la víspera.
Hacer abdominales diariamente, durante al menos ocho días antes de la sesión ¡ayuda muchísimo!

Uñas:
Es muy importante que el día antes de las fotos la persona se arregle pies y manos, teniendo en cuenta que el color y decoración sean acordes con el concepto de las fotos.

Depilación:
De unos años para acá se ha impuesto la moda de depilarse absolutamente el pubis o dejar muy poco vello en esa zona; sin embargo hay quienes se les hace más erótico o más natural no depilarse, entonces lo importante es que cada persona realice sus fotografías dejando su zona íntima como se sienta más cómoda o como le parezca más estética.
Hay mujeres que tienen bozo o brazos muy velludos o vello en la espalda, pero raras veces se depilan porque consideran que es discreto; el problema es que las luces de fotografía hacen que esta clase de vello se resalte de una manera poco agradable y es muy difícil o imposible retocarlo, por lo que aconsejo que, días antes de la sesión, se depilen o se hagan la cera en brazos, piernas y axilas y, si lo necesitan, en la espada o en las zonas del rostro donde sean velludas.

 

4. Vestuario


Al hacer fotografía erótica o de desnudo artístico pueden utilizarse algunas prendas que le den a la escena un tono más casual, ¿Qué tal un abrigo o una camisa desabotonada?
Los zapatos altos de tacón puntilla, los corset, los ligueros, medias de malla y ciertos diseños de ropa íntima fina siempre han sido y serán símbolo de erotismo; también se pueden utilizar transparencias, lencería y accesorios que, colocados con ingenio, pueden dejar ver lo que se quiere mostrar y tapar lo que se quiere dejar a la imaginación, al tiempo que le dan a la foto un toque de elegancia con cierto acento de lubricidad…
Cintas de tela rojas o negras en tobillos y/o muñecas, manillas, gargantillas o tobilleras de cuero, como muchos otros elementos que son fáciles de conseguir y pueden enriquecer muchísimo una fotografía erótica o de desnudo.

Planear y preparar con tiempo todo lo que se necesita para una sesión de fotografía es lo que puede significar la diferencia entre lograr buenas fotos o unas fotografías excelentes.